Nuestra Historia

Contamos con respaldo histórico como un centro de solidaridad y compromiso con el paciente y su integridad.

El hospital Tránsito Cáceres de Allende pertenece al ámbito de la medicina pública provincial, abre sus puertas el 19 de junio de 1921, bajo la dirección del Dr. Arturo Pitt. imNació como un sueño proyectado por doña Tránsito Cáceres de Allende quien como miembro de la Sociedad de beneficiarios y de la Conferencia Vicentinas, había participado activamente en la fundación de varios Nosocomios de esta Ciudad de Córdoba, como el Hospital de Niños y Asilo de ancianos. Esta mujer de gran espíritu de sacrificio falleció el 09 de septiembre de 1916, sin ver realizados uno de sus más grandes anhelos: un asilo –hospital para enfermos tuberculosos.

El espíritu de sacrificio y de caridad cristiana de Doña Tránsito Cáceres de Allende, no debía desaparecer en su muerte, así nació esta gigantesca obra. En el acto de fundación se establece que sus objetivos son: – Perpetuar la memoria de la Señora de Allende consistente en la construcción de un Asilo Hospital para tuberculosos en esta ciudad. – Desarrollar dentro del territorio de la provincia, en forma más amplia que sea posible y por los medios más eficaces, la lucha contra la tuberculosis.

El 09 de Septiembre de 1917 se coloca la piedra fundamental del Asilo-Hospital Tránsito Cáceres de Allende, en terrenos donados por el Coronel Daniel Fernández y Aurelia López de Fernández, su esposa. A la donación de estos terrenos por parte del matrimonio Fernández siguieron algunas otras contribuciones para la construcción de este hospital y su dispensario anexo, luego Aurelia López de Fernández como socia y luego como presidente de la sociedad Pro-Tuberculosos, desplegó una profunda labor de largos años. En Mayo de 1919 la Sociedad crea el Dispensario de Profilaxis Social y Lucha Antituberculosa, ubicado en la primera cuadra de la calle Belgrano de esta ciudad, el mismo se constituye como el primero de la provincia. Desde su fundación, el Dr. Gumersindo Sayano se une a la obra de la institución Tránsito Cáceres de Allende. La inauguración del hospital se produjo el día 19 de Junio de 1921. Fue su primer director el Dr. Arturo Pitt y su primer médico interno el Dr. Gumersindo Sayago. Los primeros colaboradores. El Dr. Tomás de Villafañe Latra y Dr. Domingo Cabrera. En el acto inaugural hablo la presidente de la Sociedad, Sra. Aurelia López de Fernández, quien posteriormente descubrió (en el patio y frente al edificio) el busto esculpido en mármol de la Sra. Tránsito Cáceres de Allende.

El hospital, al momento de su inauguración, contaba con un solo piso, posteriormente fue ampliándose hasta alcanzar aproximadamente su estructura actual en 1928. Podía albergar en ese año 198 enfermos internados. El 13 de septiembre de 1933, el consejo superior de la Universidad Nacional de Córdoba, aprueba el proyecto del entonces rector Dr. Novillo Corbatan y el Sr. Decano de la Facultad de Medicina Dr. R.A. Brandan, creando el instituto de Tisiología con asiento en el hospital Tránsito Cáceres de Allende. El 27 de Diciembre de ese mismo año se realiza la inauguración oficial del instituto. El edificio del Dispensario se inauguró en el año 1935. No fue sino hasta el 1 de enero de 1951 que todo el establecimiento paso al patrimonio de la provincia de Córdoba y todo su personal se incorporó al presupuesto oficial. Posteriormente al pasar los años y con el avance de la medicina, la tecnología y de la misma sociedad se amplió la estructura de la institución así como los servicios de atención médica. Actualmente el nosocomio cambió su especialización de enfermedades infecciosas como la tuberculosis, a la de politraumatismo.

La función y el objetivo general de la institución es proporcionar atención médica a la población mediante funciones de prevención, recuperación y rehabilitación a través de los servicios de emergencia, ambulatorios y de hospitalización, referir pacientes a otros establecimientos, retornos e interconsultas, con el propósito de realizar estudios y diagnósticos y así ofrecer un resultado eficaz de acuerdo a la enfermedad que el paciente presente y a su complejidad en la atención hospitalaria.

Entre estas prestaciones se destacan el el primer SERVICIO DE CIRUGIA MAYOR AMBULATORIA (S.Ci.M.A) de gestión Pública inaugurado en octubre del 2016. En Octubre del año 2017 se Inaugura el Nuevo hospital Transito Cáceres de Allende, agregando nuevas instalaciones entre ellas, un tomógrafo axial computado, nuevas camas de internado con un total de 120, reparaciones edilicias, etc.